Adquirir una gaita

A la hora de adquirir una gaita, son varias las variables que debemos tener en consideración.

El músico ha de tener claro, en primer lugar la tonalidad. Básicamente ésta estará en consonancia con la pregunta “¿Con quién o con qué otros instrumentos voy a tocar?”. Si vamos a tocar con otro u otros gaiteros gallegos, nuestra recomendación sería la elección de la tonalidad en Do ya que es la utilizada por la mayoría de ellos. La tonalidad de Do es igualmente adecuada para que un acordeonista o un guitarrista se adapte a nosotros. Las tonalidades de Sib o La son más dulces y más apropiadas para acompañar a la voz humana, mientras que la de Re –mucho más brillante- podría ser una buena elección para tocar en formaciones folk con distintos instrumentos.

Una segunda importante variable es la madera. Es importante preguntarse “¿Qué timbre deseo que tenga mi gaita?”. Esta pregunta es válida, al menos, en la teoría pero cuando verdaderamente somos conscientes de estas diferencias tímbricas no es cuando vamos a adquirir nuestra primera gaita sino más bien cuando ya estamos iniciados en este instrumento. Si ponemos al neófito gaitero de espaldas o bien colocamos una cortina entre éste y la gaita que suena, difícilmente pueda relatarnos de qué madera se trate aunque estemos comparando gaitas de maderas de muy distinta densidad y cualidades acústicas. Es por todo esto que, tal vez, las preguntas que nos debamos plantear sean, además, “¿Qué madera encaja más en mis expectativas estéticas?” y “¿me lo puedo permitir económicamente?”. A pesar de todo ello lo normal es que el que vaya a adquirir su nueva gaita se asesore y es por esto que hemos incluido un apartado en esta web que informa sobre diversas características de algunas maderas ampliamente utilizadas en la construcción de gaitas.

En términos generales se puede decir que cuanto más densa es la madera (más dura y pesada), será menos vulnerable a los cambios de humedad y su timbre será más brillante y penetrante. Las maderas con mayor densidad también serán menos atacables por los agentes xilófagos.

Continuando con nuestro elenco de importantes factores a la hora de hacernos con una gaita no debemos pasar por alto la importancia del artesano que transformará esos leños de madera en nuestro instrumento. A poco que hagamos comparaciones es indiscutible que hay diferencias no sólo en acabados sino también en afinación, brillo, potencia, dureza del instrumento (no me refiero ahora a las cualidades de la madera sino a la resistencia al soplido), versatilidad a la hora de tocar con un mayor abanico de palletas (me refiero a la compatibilidad entre el artesano del punteiro y el de la palleta), formalidad en los plazos de entrega, garantía, etc.

Afortunadamente, en Galica, ha proliferado notablemente el número de artesanos de gaitas. Además, una gran parte de ellos se preocupa constantemente de aprender y mejorar, aplicando nuevas técnicas pero sin acelerar demasiado este proceso artesanal.

Si el dinero no constituye un impedimento a la hora de decantarnos por un determinado artesano, podríamos aconsejar algunos que gozan de gran reputación. Su calidad como constructores está fuera de toda duda en lo que se refiere a afinación, acabados, materiales, etc. No obstante –tal y como se mencionaba en las líneas anteriores- pueden presentar problemas en los plazos de entrega o, lo que es peor, pueden no aportar soluciones en el caso de que aparezca algún problema (particularmente he tenido experiencias al respecto. Asimismo conocemos muchos gaiteros que han tenido problemas sin solución con un determinado artesano de reputación).

Finalmente, tras analizar variables relacionadas con la afinación, calidad general, fiabilidad, sonoridad y formalidad del artesano en cuanto a los plazos de entrega y garantía, pensamos que una de las opciones más recomendables es recurrir a las gaitas construidas por Jesús Represas puesto que, de lo que llevamos visto, ninguna gaita ofrece una calidad semejante a un precio tan asequible o, dicho en otras palabras, sin la necesidad de gastarnos un patrimonio podemos hacernos con una gaita de muy buena calidad, afinación y sonido. Además, sabemos, a ciencia cierta que Represas, muestra una gran preocupación por el material que elabora y, consecuentemente con esto, responde positivamente a cualquier anomalía que presenten sus gaitas, aportando así soluciones que siempre nos dejarán satisfechos.